Geología, Presente y Futuro

La amistad y la camaradería son dos características esenciales en la vida de un geólogo. En este particular estilo de vida que hemos elegido la amistad se construye y consolida en cada etapa de nuestra profesión; desde el aula universitaria a las interminables noches de campaña, senderos y quebradas casi imposibles las que fueron y seguramente serán por mucho tiempo, la excusa inevitable para conocer mejor a nuestro ocasional compañero de ruta.

Precisamente esa amistad es la que ha permitido a este grupo de colegas y amigos aceptar el desafío de organizar el XX Congreso Geológico Argentino. Con las imágenes y sensaciones aún frescas de aquel memorable X Congreso Geológico y la reciente celebración del Bicentenario de nuestra Patria, hemos encaminado todos los esfuerzos en congregar a la comunidad geológica en nuestra casa, el Jardín de la República, la Cuna de la Independencia.

Concebimos este evento como una gran oportunidad para compartir y difundir los avances en el conocimiento de la investigación geológica, la matriz energética, los recursos naturales y la enseñanza de la Geología.

El permanente reclamo social de la inserción del conocimiento en la vida cotidiana nos anima a proponer un modelo de congreso que no sólo respete el espíritu tradicional que ha caracterizado las ediciones anteriores, sino también que se abra a los campos vecinos y que definitivamente se encamine a una sólida integración social.

De todo esto surgen tanto los ejes temáticos propuestos como el lema que esperamos profundizar durante agosto de 2017. El presente de la Geología en todas sus ramas, la vinculación con otras ciencias y áreas del conocimiento y el futuro de nuestra profesión en un mundo dinámico y pleno de interrogantes.

Pretendemos consolidar los caminos iniciados por las generaciones precedentes y marcar nuevos rumbos. El desafío está planteado, los esperamos en casa.